sábado, 29 de septiembre de 2018

La historia que muchos conocen, pero no les conviene divulgar.



Por Márlon Jesús

Por estos días José Daniel Ferrer García es presentado como líder de la oposición en Cuba y de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). En los medios es exaltado como la personalidad que nunca ha sido y que solo les conviene a los del exilio reconocer y divulgar.

Este personaje inicia su trayectoria en la oposición interna, en la década del 90, con el entonces Oswaldo Paya Sardiñas quien era la máxima autoridad del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL); grupo que promovía como fundamental campaña el Proyecto Varela.

Lo que muchos, tanto dentro como fuera de Cuba, no divulgan en los medios, es la escabrosa y tensa situación por las cuales rompieron relaciones José Daniel Ferrer García y Oswaldo Paya Sardiñas.

José Daniel siempre se ha considerado estar por encima del resto de las personas relacionadas con la oposición, por lo tanto no se visualiza por debajo de nadie.

Otro detalle: bien conocidos son los diversos momentos en que José Daniel y Luis Enrique Ferrer García desviaron dinero del MCL; este último desde el exterior y quien hoy representa a la UNPACU en EE.UU.;  tal parece que en contraposición; Rosa María Paya Acevedo, en su afán de encontrar apoyo interno para su proyecto Cuba-Decide, es capaz de asociarse con quien traicionó a su padre de la manera más vil y vulgar.

No hay lugar a dudas de que Rosa María y José Daniel promueven líneas de acción  totalmente diferentes. En tanto es evidente que para hacer caso omiso e irrespetar la memoria de su padre y unirse a la UNPACU, nada tiene que ver la voluntad de ella de luchar por la “democratización” de Cuba, sino los dividendos financieros que José Daniel es capaz de brindarle.

Rosa María está obviando la realidad y es que cuando fue realizada la encuesta donde José Daniel y Carlos Amel Oliva Torres quedaron empatados en 3er lugar como posibles opciones dentro de un probable futuro gobierno en la isla, este no dudó en realizar varios videos con los cuales solo trataba de resaltar sus cualidades y liderazgo.

 ¿Qué se puede esperar de una persona que es incapaz de respetar y aceptar el criterio de la mayoría¿

La realidad, amigos y ya resumiendo, es que Rosa María y José Daniel no poseen compromiso alguno con esa supuesta democratización de Cuba que tanto pregonan; para Rosa María quien representa al exilio, es evidente que es prioridad limpiar un tanto la degradante imagen que de la UNPACU se posee en el exterior, esto unido a la obtención de beneficios económicos, pues como ya han dicho José Daniel y Jorge Cervantes recientemente en cámaras “la oposición es el mejor negocio tanto dentro como fuera de Cuba”.

Lo penoso es que sin dudarlo siquiera impere más en Rosa María su afán de aliarse a José Daniel aunque así pisotee el orgullo y los valores personales de su padre.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Berta Soler fue expulsada en 4to año de la carrera de Biología por fraude académico!!

Por Rosy Hernandez  Como siempre, mi villana favorita, mintiendo o tratando de vivir a costa de otras personas como   pará...